La última crónica

 

La crónica de @rposep

Preparando el arranque de una nueva temporada

En 2017, con el advenimiento de Liberty Media, se abren nuevas posibildiades para el gran circo


Mucho tiempo hace que le doy vueltas a escribir mi opinión sobre la F1 actual. Los problemas que vemos desde nuestra ventanita los aficionados, desde la cual observamos una pequeña parte del Circo que es este deporte.
Muchos aficionados nos quejamos amargamente de temas de lo más variopintos; deportivos, políticos, televisivos etc… Y quiero ahora dar mi opinión al respecto sin pretender más que eso, dar mi opinión.
 
Desde hace años, por no decir desde siempre, las normativas cambiantes de la F1 han llenado decenas de titulares, titulares bañados a veces más de deseos por ver un deporte más emocionante que al final no lo era, o simplemente titulares de quejas de equipos , pilotos y aficionados. La verdad es que este punto en concreto no ha ayudado a hacer de la F1 un deporte más emocionante ni mejor. Más bien todo lo contrario. Atrás quedan los años en los que la FIA para hacer un campeonato en el cual Ferrari no siguiera ganando eliminó los cambios de neumáticos en Carrera. Si no me equivoco por el año 2005. Ese cambio que parece superfluo terminó con el dominio Italiano dando entrada a la competición por el título a dos escuderías distintas: McLaren y Renault. Ferrari no fue capaz de conseguir unos neumáticos competitivos que Michelin si tenía. Este cambio, sé que diréis: “Fue Bueno”. Pero es a costa de perjudicar al equipo dominante. Esta Política utilizada por la FIA fue puesta en marcha también en 2006 prohibiendo a Renault el uso del Mass Damper. Recordemos que ese año Fernando Alonso llevaba 4 victorias seguidas si no me equivoco y este cambio permitió a Ferrari alcanzar al equipo Francés y superarlo. De hecho, la victoria de Fernando vino en Suzuka cuando Michael Schumacher rompió su motor Ferrari. Ese año La victoria fue para el Español muy a pesar de la FIA. Ya sé que los que seguís la F1 desde hace años estaréis pensando en amortiguaciones activas, turbos y un sinfín de cambios que la FIA fue haciendo desde hace años, pero no me quiero alargar demasiado en este tema.
 
Hablando de Normativas, una losa que para mí está matando a este deporte es la aplicación de las normas. No se juzgan los incidentes por como son sino por quien eres y eso, aparte de ser injusto es antideportivo. Estos años hemos tenido claros ejemplos con las sanciones a pilotos. Cuando en 2012 Vettel gano el campeonato gracias a que no fue sancionado a pesar de provocar un accidente, adelantar en régimen de bandera amarilla, de saltarse con las cuatro ruedas la curva de Pico Pato en más de 10 ocasiones e incluso adelantar mientras pasaba por fuera con las cuatro ruedas (repito), no fue motivo suficiente para la FIA como para sancionarle. Curioso fue que la llegada a meta se hizo tras un SC y un Toro Rosso dejase un margen de más de 19 segundos (por poco no llego a 20) para hacer con esta maniobra antideportiva inútil la más que merecida sanción al piloto Alemán que al final ni sancionaron para no quitarle el título. Una vergüenza de las sonrojarían al más pintado menos a Whiting. Sin olvidar la vergüenza de Schumacher de dejarse adelantar para “dejar paso al futuro”, quien lo habría pensado!
 
Otro caso de normativa cambiante es cuando ese mismo año si no me equivoco, Pirelli cambió los neumáticos, pasó de acero a Keblar de manera unilateral por motivos de “seguridad”, favoreciendo a quien sobrecalentaba los neumáticos de manera exagerada y perjudicando a una Ferrari que había hecho un trabajo mucho más fino con los neumáticos con los que se había empezado ese año.
 
El MercedesGate, merece otro pequeño comentario. Fue el principio de un dominio preparado 4 años antes cuando la escudería Alemana decidió volver a la Formula 1, tenían todo previsto y fueron llevando y guiando los acontecimientos para llegar a donde estamos hoy en día, con el consentimiento de TODOS LOS EQUIPOS, ajenos a la metódica estrategia Alemana y con la aprobación de la FIA que no sé si eran o no conscientes de la manipulación en la que todos entraron, pero que cayeron en ella está claro hoy en día.
 
Pero esto son anécdotas si lo comparamos al hecho increíble de que en la F1 están prohibidos los entrenamientos. Un deporte de Élite donde los pilotos no pueden hacer nada más que unos pocos días de entrenamiento antes de tener los coches definitivos para la temporada. Con la excusa estúpida del ahorro de costes se prohibían los test. Vamos, es como decir a los futbolistas que no entrenen y que solo se preparen una hora antes del partidos para ahorrar no sé qué. Porque los equipos para suplir esa perdida, se gastan cantidades ingentes de dinero en ingeniería, túneles de viento y en programas informáticos millonarios que seguramente no gastarían si les dejar usar los coches. Pero las normas INUTILES de la FIA son así, sin sentido y hay que comerlas a palo seco.
La congelación de motores es otro tema que merece entrar en el Top de las decisiones de la FIA. Me pregunto cómo puede un constructor, de motores, querer entrar en la F1 si no le permiten mejorarlo en prestaciones. Puede parecer una norma que ayude a la igualdad en un momento determinado pero mina el futuro de la Formula 1 por que cierra la puerta a la entrada de nuevos constructores.
Para mí una de las decisiones más sin sentido y fuera de toda lógica fue esa gran decisión de la utilización de Unidades de Potencia Híbridas. No me entendáis mal, no estoy en contra de la ecología ni de la tecnología, estoy en contra de como aplican estos cambios. Para empezar, de un año a otro los cambios en los coches fueron brutales. Ni el peso, ni las restricciones de carburante ni el funcionamiento en general estaban suficientemente desarrolladas para hacerlo como se hizo. Pasamos a ver coches más lentos que un Gp2 y eso es una vergüenza. Me da igual el ruido si hay velocidad y emoción. Pero sin nada de esto es insufrible. Sumemos a todo lo anterior que los motores estaban congelados y solo se permitían unos pequeños cambios. Un despropósito sin sentido que no ha beneficiado a nadie salvo a Mercedes y su dominio incuestionable. Solo vean las Poles y Victorias de los últimos 3 años y el dominio sonrojaría a cualquiera.
Para rematar todo esto están los excesivos gastos que conlleva la Formula 1, no me refiero solo a los equipos, sino también a los circuitos y a los aficionados. Por un lado los equipos reciben dinero de los derechos de las televisiones y de sus propios patrocinadores. Aquí los equipos pequeños son los que menos reciben y su supervivencia está claramente en duda. Los circuitos pagan de manera desproporcionada según un baremo que él único sentido que tiene es sacar lo más posible por parte de Bernie. Eso hace inviables las carreras en muchos sitios sobretodo Europa. Siguiendo con lo costoso que es la F1 está lo caro que es ver en directo en el circuito una carrera. Su coste es muy por encima de Moto GP y no hablemos de otras categorías del Motor. Entiendo que los Circuitos ponen los precios que necesitan por el alto coste que tienen pero eso no deja de ser un problema para el aficionado que aún por encima se encuentra que el encarecimiento de los Derechos Televisivos , por lo que hoy en día es casi imposible ver carreras de manera Gratuita ya que las plataformas de Tv de pago tienen adquirido gran parte de los derechos.
¿El problema cual es?, pues que si un patrocinador veía a la Formula 1 como un escaparate para que su Marca fuera visible a millones de personas en cada país, hemos pasada a circuitos con mucha menos asistencia y a televisiones de pago con audiencias 10 veces por debajo de otros años con carreras en Abierto.
 
A medio plazo esto es demoledor, porque en la Formula 1 como en todos los grandes negocios, las malas decisiones no se ven al instante porque los contratos en activo y el propio movimiento generado por la inercia del negocio ocultan desde mi punto de vista un gran problema que traerá a este deporte a momentos difíciles. La caída de patrocinadores desde mi punto de vista acabará con los dos o tres equipos más pequeños. Los equipos medianos verán mermadas sus posibilidades de competición por la falta de recursos económicos y los equipos grandes acabaran dejando definitivamente la competición. Me refiero en este último caso a Mercedes y a Red Bull. Son equipos que están en la F1 solamente por la visibilidad mercantil que tienen de sus negocios. Su visibilidad no es deportiva, es publicitaria. Que la Formula 1 deje de ser un deporte de masas eliminará el interés de estas marcas y de muchas otras.
 
Por otro lado está Ferrari, este es un caso aparte. Se habla de que la F1 no es nada sin Ferrari y Ferrari no es nada sin la F1. Para mí son dos medio verdades y medio mentiras. La Formula 1 sufriría mucho si Ferrari dejara la competición. Puede que incluso quedara pendiente de un hilo. Lo que si perdería seguro desde ese momento sería su aureola de Historia y Exponente máximo del deporte del motor. Pero Ferrari por tal y como ha hecho a lo largo de los últimos años, perdería mucho. Ha dejado Le Mans, categorías de resistencia, que es algo mítico no solo para los Pilotos que lo ganan si nó para las escuderías que se coronan. Aquí Ferrari ha perdido muchos años de demostrar quienes son y sobretodo quienes quieren ser. Pero sin palabras como nos tienen acostumbrados, si no con hechos.
 
La Formula 1 ya no es un deporte gobernado por un “Dictador”, es un negocio. Que justo ahora está gobernado por un Grupo de Inversiones (Liberty) que quiere hacer de la F1 algo más global, algo más grande. Creo que los nuevos aires pueden ser buenos para una maquinaria tan envejecida como la de la F1 pero no lo tengo claro todavía. Que Brawn esté metido en la nueva organización me parece positivo, pero no sé si los equipos, la FIA y todo lo que rodea este mundo están preparados para lo que está al caer. La Historia de esta competición está llena de anécdotas, glamour, egos y muchos intereses.
 
Me da pena pensar que a corto plazo la F1 pase a ser un deporte de competición sin espíritu propio, sin ese toque que la hace tan especial. Un equilibrio entre la tecnología y el deporte es algo muy difícil de conseguir. Hacer que los protagonistas sean los pilotos va en contra de la mentalidad de los equipos que ven la competición como marca, como un conjunto. A veces pienso que lo único real verdaderamente de este deporte es ese momento cuando los pilotos están al 100% corriendo y gana el que menos frena, pero esa, ya no es esta Formula 1.